Vender en Amazon Iniciar sesión
Este tema se aplica a vender en: España

Reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE)

Requisitos para la UE: Si vendes aparatos eléctricos o electrónicos ("AEE") en la UE, podrías estar sujeto a la Directiva europea 2012/19/EU (la "Directiva RAEE") sobre la recogida y el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos ("RAEE") y a las leyes nacionales que la apliquen.

Es tu responsabilidad cumplir con la Directiva RAEE aplicable a los productos vendidos en la UE. También tienes que cumplir con las leyes y normativas nacionales de los Estados miembros de la UE que implementan la Directiva RAEE.

Para más información sobre los requisitos para la UE, consulta a continuación.

Requisitos para UK: Si vendes aparatos eléctricos o electrónicos en UK, podrías estar sujeto al Reglamento SI 2013/3113 (el "Reglamento RAEE") de UK sobre la recogida y el reciclaje de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos ("RAEE"). A continuación encontrarás una breve descripción general de los requisitos del Reglamento RAEE y cómo te afecta como vendedor.

Es tu responsabilidad cumplir con el Reglamento RAEE aplicable a los productos vendidos en UK. Si también vendes estos productos en los sitios web de la UE de Amazon, también tienes que cumplir con las leyes y normativas nacionales de los Estados miembros de la UE que implementen la Directiva RAEE.

Para más información sobre los requisitos para UK, consulta a continuación.

Este contenido tiene fines informativos y no debería tomarse como sustituto de asesoramiento legal. Para cualquier duda sobre la legislación o las normativas relativas a tus productos, ponte en contacto con tu asesor legal. Este contenido refleja únicamente la posición en la fecha de su redacción, y los requisitos pueden cambiar en la UE y en UK. Para obtener más información sobre los cambios que pueden afectarte a partir del 1 de enero de 2021, consulta las directrices actuales sobre el Brexit de UK relativas a tus productos (si están disponibles).

Requisitos para la UE

¿Qué es la Directiva RAEE?

El objetivo de la Directiva RAEE es evitar que se generen residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, reducir el impacto en el entorno de su eliminación y contribuir al uso eficiente de los recursos y a la recuperación de materias primas secundarias valiosas. Por lo tanto, esta Directiva busca implicar en la recogida y el tratamiento de dichos residuos a todas las partes que participan en el ciclo de vida de estos aparatos, como los fabricantes, los distribuidores y los consumidores. La Directiva RAEE establece los criterios esenciales de gestión de los residuos y la responsabilidad de los fabricantes y distribuidores, y crea unos estándares mínimos para su tratamiento.

La Directiva solo establece los estándares mínimos y cada Estado miembro de la UE los aplica con sus leyes propias, por lo que puede haber discrepancias entre las normativas nacionales. Infórmate de las leyes nacionales correspondientes a los Estados miembros de la UE a los que envíes productos, puesto que nosotros solo podemos ofrecerte una breve descripción general.

¿A qué productos afecta la Directiva RAEE?

La Directiva RAEE cubre todos los aparatos eléctricos y electrónicos de uso personal y profesional.

Nota: Esta descripción general no cubre las obligaciones relacionadas con la venta de aparatos eléctricos y electrónicos a usuarios profesionales.

En particular, la Directiva RAEE se aplica a todos los aparatos eléctricos o que funcionen mediante campos electromagnéticos cuyo voltaje sea inferior a 1000 voltios de CA o a 1500 voltios de CC. Puedes consultar los pocos productos con excepciones en el artículo 2 de la Directiva RAEE.

¿A quiénes afecta la Directiva RAEE?

La Directiva RAEE afecta a los fabricantes y a los distribuidores, entre los que se incluyen los vendedores. A efectos de la Directiva, se considera a muchos de los vendedores de aparatos eléctricos y electrónicos como fabricantes. Es posible ser vendedor en un Estado miembro y, al mismo tiempo, fabricante en otro.

Si no tienes tu sede fiscal en el Estado miembro al que envías productos, se te considera fabricante para dicho Estado miembro si eres una persona física o jurídica y:

  1. Tu sede está en un país de la UE y se cumple una de estas tres condiciones:
    • Comercializas tu propia marca de aparatos eléctricos y electrónicos en el territorio de ese país de la UE.
    • Revendes en el territorio de ese país de la UE, con tu propio nombre o marca comercial, aparatos eléctricos y electrónicos producidos por otros proveedores (un revendedor no se considera "fabricante" si la marca del fabricante aparece en el aparato eléctrico o electrónico).
    • Vendes aparatos eléctricos y electrónicos en ese país de la UE de forma profesional desde un tercer país o desde otro país de la UE.
  2. Vendes aparatos eléctricos y electrónicos utilizando medios de comunicación a distancia directamente en un país de la UE y estás establecido en otro país de la UE o en un tercer país.

Eres un distribuidor si:

  • Pones a la venta aparatos eléctricos y electrónicos en la UE (es posible que también seas fabricante).
  • Es posible que las legislaciones nacionales sobre RAEE establezcan más casos en los que se considere a los vendedores como fabricantes (más información a continuación).

¿Qué obligaciones tienen los fabricantes?

Los fabricantes tienen que cumplir con los requisitos siguientes:

  • Tener una sucursal (o establecer una) en todos los Estados miembros de la UE al que envíen productos, o designar a un representante autorizado radicado en esos Estados miembros para que interactúe con la autoridad nacional pertinente.
  • Registrar la marca y todos los tipos de productos que se enviarán al país de destino en el órgano nacional que regule la recogida y el reciclaje de los residuos eléctricos y electrónicos.
  • Garantizar que, al vender un producto en un Estado miembro, la gestión de todo residuo esté financiada (en algunos estados, es posible que esta garantía se sustituya por la participación del fabricante en programas adecuados de financiación de la gestión de estos residuos, un seguro de reciclaje o una cuenta bancaria bloqueada
  • Informar a las autoridades nacionales pertinentes de la cantidad de aparatos eléctricos o electrónicos que se han vendido en el Estado miembro, de la que se ha enviado al extranjero y de la que se ha recogido de los clientes.
  • Etiquetar todos los productos de una manera duradera e indeleble, es decir; no solo con una etiqueta, sino con el símbolo del contenedor con ruedas con la fecha estampada (según la EN50419).
  • Identificar al fabricante en el producto.
  • Informar (con manuales o por medios electrónicos) a quien se encargue de llevar a cabo el tratamiento del producto de la reutilización y los tratamientos respetuosos con el medio ambiente de todos los nuevos tipos de producto que vendas.
  • Informar a los clientes sobre la Directiva RAEE.
  • Proporcionar un servicio de recogida de los productos electrónicos vendidos a los clientes. Una de las principales obligaciones de la Directiva RAEE es la responsabilidad de recoger los residuos de los aparatos eléctricos y electrónicos. En este sentido, la Directiva diferencia las obligaciones de los fabricantes de las de los vendedores a este respecto. Sin embargo, los Estados miembros son los encargados de determinar los requisitos específicos.

Los Estados miembros tienen cierta libertad para aplicar la Directiva. A continuación encontrarás una descripción general de las normativas en que regulan los RAEE en Alemania, UK, Francia, Italia y España.

Para obtener información más detallada, consulta el sitio web del registro nacional correspondiente aquí.

¿Qué obligaciones tienen los distribuidores?

Si venden aparatos eléctricos y electrónicos en la UE, los distribuidores son responsables de garantizar que los clientes puedan eliminar sus antiguos residuos de forma gratuita y de forma unitaria al vender al cliente una versión nueva o equivalente del producto.

Esta obligación se aplica a nivel nacional, por lo que los requisitos pueden variar en cada Estado miembro. Te recomendamos que compruebes los requisitos nacionales de cada Estado miembro en el que actúes como distribuidor.

Reciclar aparatos eléctricos o electrónicos (RAEE)

Requisitos para UK

¿Qué es el Reglamento RAEE?

El objetivo del Reglamento RAEE es evitar que se generen residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, reducir el impacto en el entorno de su eliminación y contribuir al uso eficiente de los recursos y a la recuperación de materias primas secundarias valiosas. Por lo tanto, el Reglamento RAEE busca implicar en la recogida y el tratamiento de dichos residuos a todas las partes que participan en el ciclo de vida de estos aparatos, como los fabricantes, los distribuidores y los consumidores. El Reglamento RAEE establece los criterios esenciales de gestión de los residuos y la responsabilidad de los fabricantes y distribuidores, y crea unos estándares mínimos para su tratamiento.

¿A qué productos se aplica el Reglamento RAEE?

El Reglamento RAEE cubre todos los aparatos eléctricos y electrónicos de uso personal y profesional.

Nota: Esta descripción general no cubre las obligaciones relacionadas con la venta de aparatos eléctricos y electrónicos a usuarios profesionales.

En particular, el Reglamento RAEE se aplica a todos los aparatos eléctricos o que funcionen mediante campos electromagnéticos cuyo voltaje sea inferior a 1000 voltios de CA o a 1500 voltios de CC. Puedes encontrar los pocos productos que están exentos en los reglamentos 7 y 8 del Reglamento RAEE.

¿A quiénes afecta el Reglamento RAEE?

El reglamento RAEE afecta a los fabricantes y a los distribuidores, entre los que se incluyen los vendedores. A efectos del reglamento, se considera a muchos de los vendedores de aparatos eléctricos y electrónicos como fabricantes.

Se te considera fabricante si eres una persona física o jurídica y:

  • Tu sede está radicada en UK.
  • Fabricas y vendes tu propia marca de aparatos eléctricos y electrónicos en UK.
  • Revendes en UK, con tu propio nombre o marca registrada, aparatos eléctricos y electrónicos producidos por otros proveedores (un revendedor no se considera "fabricante" si la marca del fabricante aparece en el aparato).
  • Importas aparatos eléctricos y electrónicos en UK de forma profesional.
  • Tu sede está fuera de UK y vendes aparatos eléctricos y electrónicos a distancia (por ejemplo, por Internet) directamente en UK.

Se te considera distribuidor si vendes aparatos eléctricos y electrónicos en UK (es posible que también seas fabricante).

¿Qué obligaciones tienen los fabricantes?

Si venden aparatos eléctricos y electrónicos en UK, todos los fabricantes tienen que:

  • Registrarse como fabricante cada año mediante:
    • Registro directo en la base de datos nacional de residuos de envases (si se venden menos de 5 toneladas de aparatos eléctricos y electrónicos en UK en un año de cumplimiento) o
    • Unión a un programa o nombramiento de un representante autorizado que se inscribirá en él y se encargará del resto de responsabilidades del fabricante (si se venden más de 5 toneladas de aparatos eléctricos y electrónicos en UK en un año de cumplimiento)
  • Informar sobre los aparatos eléctricos y electrónicos vendidos en UK.
  • Etiquetar todos los aparatos eléctricos y electrónicos de una manera duradera e indeleble, es decir; no solo con una etiqueta, sino con el símbolo del contenedor con ruedas con la fecha estampada (según los reglamentos 22 y 23).
  • Identificar el número de registro de aparatos eléctricos y electrónicos del fabricante para cualquier distribuidor que venda el producto.
  • Proporcionar información (en forma de manuales o por medios electrónicos) de forma gratuita, en el plazo de un año desde la venta de un producto en UK, sobre la reutilización y el tratamiento respetuoso con el medio ambiente de cada nuevo tipo de producto que vendas en UK para que cualquier persona que lleve a cabo actividades de tratamiento pueda procesar el aparato eléctrico o electrónico. Se deben identificar los componentes y materiales del aparato eléctrico o electrónico y la ubicación de cualquier sustancia o mezcla peligrosa en el aparato.
  • Conservar registros de los documentos pertinentes durante un periodo de cuatro años (Reglamento 20).

¿Qué obligaciones tienen los distribuidores?

Si venden aparatos eléctricos y electrónicos en UK, los distribuidores deben proporcionar a los clientes una forma de eliminar sus antiguos residuos al venderles una nueva versión del mismo artículo. Esto se aplica independientemente de cómo se vendan los productos e incluye las ventas por Internet.

Si los distribuidores no disponen de su propio servicio de retirada, deberán unirse al Programa de retiradas de distribuidores.

Los distribuidores también deben proporcionar a los clientes información sobre los RAEE (por ejemplo, qué servicio de recogida ofrecen, cómo pueden reutilizar y reciclar los RAEE, por qué deben separarse de otros residuos, los efectos perjudiciales de no reciclar los RAEE y el significado del símbolo tachado del contenedor con ruedas).

Para obtener información más detallada, consulta las directrices de UK sobre las responsabilidades de los fabricantes y las responsabilidades de los distribuidores.

Visita también el sitio web del registro nacional correspondiente que se detalla a continuación:

Reciclar aparatos eléctricos o electrónicos (RAEE)

También te recomendamos que visites el sitio web de Business Companion de UK, donde encontrarás directrices sobre las normas de cumplimiento de producto de dicho territorio:

Inicia sesión para utilizar la función y obtener asistencia personalizada (se necesita un navegador de escritorio). Iniciar sesión


Llega a cientos de millones de clientes

Empezar a vender en Amazon


© 1999-2021, Amazon.com, Inc. or its affiliates